Buscar
  • SkinPharma

Este verano...¡Olvídate del Acné!


Siempre que hablamos de acné pensamos que es un problema que afecta a la piel del rostro, pero el acné en la espalda es una preocupación mucho más común de lo que imaginamos. Además, si tienes cicatrices producidas por el acné y te expones al sol, éstas podrán producir manchas marrones que pueden perdurar años y son muy difíciles de eliminar. ¡Ha llegado el momento de ponerle solución!


¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad crónica inflamatoria muy común que se manifiesta en un exceso de sebo en la piel. Este sebo obstruye los poros creando granitos y se produce en ellos la colonización de la bacteria P. Acnes, lo que hace que la zona del granito (también llamado comedón) se inflame.


¿Qué podemos hacer en verano para combatir el acné?

Si estás en tratamiento, habla con tu dermatólogo. Aunque el médico ya lo habrá tenido en cuenta, alguno de los fármacos con o sin receta empleados son fotosensibilizantes y no pueden utilizarse en verano.


Mantén tu rutina de higiene habitual. Aunque tu piel mejore en verano, es importante que continúes utilizando tus productos habituales de higiene, tanto facial como corporal. Las cremas para el acné de la gama Teen Derm, para pieles grasas y/o con tendencia acnéica, te ayudarán a mantener tu rostro limpio y sin imperfecciones y evitarán el temido efecto rebote.



Recuerda no tocarte los granitos o comedones que puedan aparecer ya que lo único que conseguirás es que se conviertan en cicatrices y manchas. Utiliza productos como Teen Derm Gel para reducir los granitos en la espalda y rostro, controlar el exceso de grasa y exfoliar tu piel de forma suave. Si lo aplicas durante el día recuerda combinarlo con protector solar de alta protección. ¡Dale la espalda a los granos!

Toma el sol con moderación. Aunque tiene efectos beneficiosos para tu piel, debes evitar la exposición solar durante las horas centrales del día. Utiliza siempre una fotoprotección alta, como mínimo un SPF30. Asegúrate de que el producto que te aplicas es oil free y no comedogénico: los aceites pueden empeorar el acné y no queremos obstruir los poros todavía más. Viste prendas de tejidos naturales y cómodas para no irritar aún más las zonas con acné


El acné después del verano

Cuando termina el verano, los pacientes de acné suelen sufrir recaídas y brotes nuevos. Si se han seguido unos buenos hábitos de fotoprotección e higiene cutánea en verano, estos brotes podrán minimizarse e incluso evitarse. Continúa con tu rutina habitual y recuerda siempre que, en caso de duda, debes consultar siempre a tu dermatólogo para que te guíe. ¡Disfruta del verano sin preocuparte por el acné corporal!




Síguenos en nuestras redes sociales (Fabebook, Instagram y Youtube) : @skinpharma.gt



103 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo